Tan pronto como el periodo menstrual de la mujer finaliza, ella debe limpiar su cuerpo y prendas de los rastros de sangre y luego hacer ghusl. 

a)  Limpieza del cuerpo

La sangre menstrual es najis. Debe ser minuciosamente removido del cuerpo después de la mestruación.

‘Aicha reportó que una mujer Ansari [llamada Asma bin Shakal] preguntó al Profeta
صلى الله عليه وسلم como debía ella asearse después de su mestruación. El (sws) le ordenó el tomar un baño, y agregó:

« Toma un trapo humedecido en musk y limpiate con el tres veces.» 

La mujer preguntó, « ¿Cómo debo hacerlo?» y el Profeta
صلى الله عليه وسلم repitió, «limpiate con el.» Nuevamente, ella preguntó, «¿Cómo debe hacerlo?.» Cubriendo su rostro con su mano, el Profeta صلى الله عليه وسلمdijo, « ¡Exaltado sea Allah ! solo limpiate con el.» Finalmente, observando la vergüenza del Profeta, ‘Aicha tomo a la mujer hacia un lado y le explicó, « Frotalo en el lugar donde había sangre.» 

‘Aicha comentó:

«¡Cuan excelentes son las mujeres de los Ansar! la vergüenza no les impidió de buscar el entendimiento de su religión.» 

(Al Bukhari)


Nota: en algunas culturas, le es requerido a la mujer pronunciar una du’a en particular al finalizar su mestruo para limpiarse de su impureza. Esta [practica] no tiene base en la Sunnah.

b) Limpiando las prendas de la sangre mestrual


la sangre mestrual es najis. Por consiguiente, una mujer debe tomar especial cuidado para prevenir que la sangre mestrual alcance la ropa, cubierta [e. ya sea de la cama, sofa, almohada, etc], alfombras, etc.

Es recomendado para una mujer usar prendas interiores especiales durante su mestruación. Sin embargo, veremos a continuación que muchas de las mujeres de los Sahabas [e. compañeros del Profeta
صلى الله عليه وسلم] no podían permitirse prendas especialmente diseñadas para los períodos mestruales.

Umm Salamah reportó que mientras se encontraba durmiendo con el Profeta
صلى الله عليه وسلم bajo la misma cubierta, su mestruación empezó. Ella se deslizó de la cubierta, tomo sus prendas para la mestruación y las uso. 

 (Al Bukhari)

Ibn Hajar concluyó de esto que es recomendado para una mujer que diseñe sus prendas para la mestruación. 

(Fath ul Bari.)

Al termino de su mestruación, una mujer debe remover a fondo rastros de sangre de cualquier prenda que pueda estar contaminada. Debe lavar las manchas, usando un jabón u otros detergentes.

Asma’ bint Abi Bakr reportó que el Profeta
صلى الله عليه وسلمdijo:

« Si la sangre mestrual cae en la prenda de la mujer, debe rasparlo [e. las manchas de sangre], lavarla [el lugar donde las manchas de sangre esta], luego rociar toda la prenda con agua. Luego, ella puede rezar en ello [e. la prenda].» 

(Al Bukhari)


‘Aicha reportó:

« [Durante la época del Profeta
صلى الله عليه وسلم] algunas de nosotras teníamos solo una prenda, y ella podía tener su mestruación mientras la llevaba puesta. Luego, después de estar limpia, limpiaba las manchas de sangre de el, rociaba el resto y luego rezaba en ello.» 

 (Al Bukhari)

Umm Qays bint Mihsan reportó que ella preguntó al Mensajero de Allah
صلى الله عليه وسلم concerniente a la sangre mestrual que caía en sus prendas. El (sws) le enseño:

« Quitalo con un palo/ramita, luego lavala con agua y loto [mólido].» 

(Abu Dawud)


La mujer no debe preocuparse si, después de haber lavado [la prenda] a fondo, las manchas de sangre aún son visibles en la prenda. 

Abu Hurairah reportó que Khawlah bin Yasar preguntó al Profeta
صلى الله عليه وسلم, « Oh Mensajero de Allah, ciertamente, poseo solo una prenda y mestruo mientras la llevo puesta, entonces ¿qué debería hacer?» El صلى الله عليه وسلمrespondió: 

« Cuando estes limpia [de la mestruación], lavala y luego reza en ella.» Ella inquirió, « ¿Y si la mancha no desaparece ?» El respondió:

« Debe ser suficiente para ti lavar la sangre. Sus manchas no te dañarán.» 

(Abu Dawud)


Nota: en algunas culturas, le es requerido a la mujer lavar sus prendas de la mestruación separadamente de otras prendas –incluso si no hay absolutamente sangre en ellas, y pronunciar la chahadah [e. testificación de fe. "Ach hadu an la il-laha illa Allah…"] sobre las prendas para purificarlas. Esto no tiene base en la Sunnah.

c) Haciendo Ghusl

La forma de hacer el ghusl, es mejor aprenderlo de la practica del Profeta
صلى الله عليه وسلم–como fue descripto por dos de sus esposas.

‘Aicha reportó:

« Cuando el Profeta
صلى الله عليه وسلمhacia ghusl por janabah [e. después de haber tenido relaciones sexuales], lavaba primero sus manos, luego tomaba un poco de agua con su mano derecha, vertía el agua en su mano izquierda, y lavaba sus partes privadas [con la mano izquierda]. Luego hacia wudu como lo hacia normalmente para la oración, introducía su dedos en el recipiente de agua y los pasaba por la base de su cabello [e. el cuero cabelludo]. Luego vertía con sus dos manos tres puñados de agua sobre su cabeza, y luego vertía agua sobre el resto de su cuerpo.»  (Al Bukhari)

 

Y maymunah reportó:

« Prepare algo de agua para el Profeta
صلى الله عليه وسلمpara que haga ghusl. El inclinó el recipiente de agua y puso agua en su mano derecha, enjuagandola dos o tres veces. Luego volcó agua en su parte íntima y lavo con su mano izquierda. Luego frotó intensamente su mano izquierda en la tierra y luego la lavo. Luego enjuago su boca e inhalo agua [para lavar su naríz], lavo su rostro y sus dos brazos, vertía [tres puñados de] agua sobre su cabeza, y luego vertía agua sobre el resto de su cuerpo. Luego se apartaba [hacia un lugar seco] y lavaba sus pies. Luego retiraba el agua de su cuerpo.» 

 (Al Bukhari)


En resumen el ghusl es hecho en el siguiente orden:

1. Lavando las partes íntimas y luego limpiar las manos con jabón u otro producto limpiador.

2. Hacer el wudu’ regular para las manos, rostro y cabeza.

3. Poner agua sobre la cabeza y el resto del cuerpo, asegurandose que el agua alcance todas las partes del cuero cabelludo.

4. Lavar los pies.

5. Lavar el cuero cabelludo

Fue indicado anteriormente que lavar la cabeza, es una parte necesaria para [hacer] el ghusl. Este lavado es más enfatizado para el ghusl de la mestruación que para el ghusl de janabah. En el caso de la mestruación, la cabeza debe frotarse bien hasta el cuero cabelludo.

En un reporte de un Hadiz citado previamente por ‘ Aicha, el Profeta
صلى الله عليه وسلم ensenó a Asma bint Shakal hacer el ghusl al finalizar la mestruación como sigue:

« Una mujer debe tomar agua [para ghusl] y loto [o jabón], y usarlo para limpiarse minuciosamente [e. sus partes íntimas]. Luego debe verter agua sobre su cabeza, frotar su cabeza con diligencia hasta que alcance el cuero cabelludo, poner agua sobre ella, y luego tomar una pieza de tela humedecida en musk y usarla para purificarse.» (Al Bukhari)

 

A la mujer con trenzas no le es requerido desatar sus trenzas para ninguno de los dos ghusl – siempre y cuando el agua alcance todas las partes del cuero cabelludo.

Umm Salamah reportó que ella preguntó al Profeta
صلى الله عليه وسلم, « Oh Mensajero de Allah, trenzo fuertemente mi cabello. ¿Debería desatar mi trenza para el ghusl de la mestruación o el de janabah?.» El صلى الله عليه وسلمrespondió:

« No. Debe ser suficiente para ti, poner tres manos ahuecadas [e. las dos manos formando un cuenco] sobre tu cabeza, y luego esparcir el agua sobre el resto de tu cuerpo. Esto te limpiará.» (Al Muslim)

No hay necesidad de wudu después del ghusl

El ghusl comprende el wudu, y la persona no necesita hacer wudu después de completar el ghusl. 

‘Aicha reportó:

«
El Mensajero de Allah
صلى الله عليه وسلمsolía hacer ghusl y luego rezaba dos rakat [voluntarias que preceden la oración fard {obligatoria}] y la oración del amanecer [e. fayar/fajr]. Y no le vi hacer wudu después del ghusl.» 

( Au Daud, an Nasa'i y otros)

 

Fuente: musulmanas.org