Los cónyuges tienen deberes compartidos que observar:

1- Cooperar para alcanzar la felicidad y protegerse del mal y la tristeza dentro de lo posible.

2- Cooperar para obedecer a Allah y recordar la piedad.

3- Sentir que hay una responsabilidad compartida en la conformación de la familia y la educación de los hijos.

4- No se debe divulgar los secretos del cónyuge, no hacer menciones fuera de lugar frente a la gente, sea quien fuese, incluso a los padres porque los problemas del hogar se solucionan fácilmente mientras no salgan de la casa, en cambio si se da participación a otros fuera del hogar se hacen mucho más difíciles de solucionar. Transmitió Muslim en su Sahih que el Profeta (sws) dijo:

 

"La peor de las personas (tanto hombre o mujer) para Allah el Día del Juicio será aquella que luego de haber tenido una relación marital difunde los secretos de su cónyuge".

¡Hermanos!

 

Si respetan de los derechos y deberes que el Islam estableció para la vida matrimonial les aseguro que el amor será el conductor de la familia, la cooperación el camino siempre a seguir y la complacencia de Allah el objetivo.

La educación de los hijos es un rol muy importante que deben desempeñar los padres para que sigan el camino recto, para que cada uno de los cónyuges viva con el otro como su fueran una sola persona, tanto en el entendimiento como el amor.

Les recuerdo a todos que Allah ha decretado que en este mundo la felicidad y el placer sean limitados, siempre habrá dificultades y controversias, posiblemente el porqué sea que Allah quiere que recordemos la limitación de las gracias en este vida y la perfección de las mismas en la Otra.

Le rogamos a Allah que facilite a los cónyuges respetar los derechos del otro para que lleven una vida matrimonial segura, en paz y feliz.